MI COLEGIO



Discurso de Inauguración del Nuevo Campus

Buenas noches y gracias por asistir a la inauguración del nuevo campus del American School of Durango. Quiero dirigir un agradecimiento especial a nuestros distinguidos invitados, así como a los padres, profesores, estudiantes y miembros del Consejo Directivo. Su presencia hoy aquí nos ayuda a celebrar los logros de una manera más profunda y significativa porque demuestra que somos, en todo el sentido de la palabra, una comunidad.

En 1954, gracias al trabajo de los padres y abuelos de los niños que asistieron a esta escuela, y la visión y liderazgo de la Sra. Agnes McClain Howard, y todos los que se preocuparon lo suficiente por el futuro y el bienestar, uniéndose en apoyo mutuo y confianza a través de tantos desafíos y adversidades, crearon con perseverancia esta institución.

Agradezco a Dios lo afortunado que soy al ser miembro de esta misma comunidad, la cual tiene 64 años, con el mismo hermoso espíritu, la misma determinación, el mismo amor y devoción que siempre ha mostrado para los suyos, para la ciudad de Durango y para las próximas generaciones, en beneficio de todos. Es un privilegio estar aquí ante ustedes en la inauguración de nuestro nuevo campus.

Ninguno, de manera particular habría podido crear lo que está ante nosotros. Individualmente, quizás haya algunos que podrían haber pagado los costos asociados con la construcción. Sin embargo, juntos, somos más que edificios nuevos, somos una comunidad dedicada a crear oportunidades para los jóvenes, estamos enfocados en mejorar la educación, en mantener las tradiciones de nuestro colegio y, con este nuevo campus, prometemos el mismo nivel de apoyo y devoción que se ofreció hace 64 años. Nuestro compromiso es continuar con los beneficios para la próxima generación, y nos enorgullece saber que los niños del futuro algún día jugarán y aprenderán en estas instalaciones, mucho después de nuestro tiempo.

Juntos ahora una vez más en un mismo campus, estamos mejor que nunca. Gracias a la colaboración de los padres, el apoyo con la recaudación de fondos de ASOPAF, la paciencia, la dedicación de nuestros maestros y la visión y el liderazgo de los miembros de nuestro Consejo, me encuentro ante ustedes, agradeciendo con humildad el haber tenido la buena fortuna de ser parte del American School of Durango durante este tiempo dinámico de cambio y crecimiento. Haber estado en esta etapa tan maravillosa de colaboración es algo que nunca olvidaré.

Alguien mucho más sabio que yo dijo una vez que "el cambio se produce a la velocidad de la confianza". Honestamente, la confianza no se gana fácilmente en esta comunidad, pero una vez que la tienes, casi todo es posible porque los mexicanos son maravillosamente leales, y nada podría ser más cierto de la gente de Durango. El motor detrás del cambio positivo se debe a la confianza que depositan en unos y otros y la que ahora compartimos y promovemos. No podemos perder esto, debemos protegerlo por encima de todo, ser transparentes, alentar la toma de decisiones democráticas, tener una visión compartida, proteger la misión y promover una participación positiva.

La colaboración que hemos desarrollado tan arduamente en nuestra comunidad también es maravillosamente contagiosa. Este otoño, Della Bishop, nuestra consejera universitaria, colaboró con la Maestra Cristina Soto Soto y su brillante personal de la SEP, así como con el personal del Centro Cultural y de Convenciones Bicentenario, y con el generoso apoyo del Gobernador Lic. José Rosas Aispuro Torres, para crear la mayor feria universitaria en la historia de este Estado, con la asistencia de más de cinco mil alumnos. La semana pasada, el American School of Durango firmó un nuevo convenio de colaboración con el periódico El Siglo de Durango para crear una sección especial en sus publicaciones en donde los estudiantes y profesores podrán compartir su arte, fotografía, escritura académica y más. Juntos, con El Siglo de Durango, esperamos promover el bilingüismo, así como el estudio del periodismo; también fomentar el logro académico en nuestra comunidad y abrir puertas para que todos los estudiantes de nuestro estado puedan publicar su trabajo cada mes. Esta es la razón por la cual la colaboración es muy importante, porque cuando decidimos actuar juntos, podemos lograr más, hacer más e inevitablemente nos convertimos en algo más grande que lo que podemos hacer solos.

Finalmente, en nombre de todos, acompáñenme para agradecer a Alfonso Soto, Arturo Nevarez y Héctor Vega, a los miembros de la Junta de Asociados y a los padres de esta comunidad por su apoyo, su liderazgo y su compromiso para el desarrollo de nuestro nuevo campus escolar. Sin su valor, sin sus esfuerzos incansables y sin su confianza mutua, nada de esto hubiera sido posible.

Gracias. Dios los bendiga a todos y felicitaciones por un trabajo bien hecho.

Para más información sobre nuestro Colegio


Contact us